24 mayo 2010

ABANICO


Este abanico está realizado en dos capas. La primera y más grande sirve de base. Está totalmente labrada. La segunda es más pequeña, aunque lleva el mismo labrado. Ambas capas van realizando unas ondas de tal forma que al poner una capa sobre otra quedan unos huecos donde van colocadas las flores secas.
El borde de las ondas están pintadas con oro.
El abanico está rematado en su parte inferior por unas varillas labradas y bordeadas con oro, y como detalle en el centro lleva una piedra azul.
El resto del proceso es un pintado de nácar y azul, rematado con unos toques de polvo brillante.